Lunes, 22 de ene de 2018
Valledupar, Colombia.

Fabián CorralesNació en Urumita, en una familia de 20 hijos, y desde muy temprano demostró una disposición fuera de lo común para la música. Fabián Corrales es hoy uno de los compositores de éxito que pueblan el panorama del vallenato. Uno de los que han contribuido notablemente en el crecimiento del patrimonio cultural de esta región.

En un conversatorio organizado por la Biblioteca Rafael Carrillo, el compositor habló de su recorrido musical insólito e interpretó algunos de sus temas más conocidos. Entre ellos está La Consentida: un tema que le abrió las puertas del éxito y que le afianzó definitivamente entre los compositores de prestigio.

Pero, ¿quién es Fabian Corrales? Antes de todo, un enamorado del acordeón. “”El instrumento que siempre quise tocar era el acordeón –explica el artista–, pero mi papá nunca quiso comprarme uno. Nunca tuve la posibilidad de tener uno propio”.

Pero eso no lo desanimó. Alentado por ese fuego creativo que circula por sus venas, Fabián aprendió a tocar el acordeón más tarde de forma empírica mientras estudiaba odontología en Bogotá. Luego, cuando empezó a enamorarse de mujeres, se puso a componer seriamente y de manera seguida.

Poco a poco, le entraron las ganas de destacar en el mundo de la música y, por ese motivo, fue participando a un gran número de festivales. “Los festivales son buenos para hacerse conocer”, comenta Fabián antes de describir su lucha diaria y el hambre que tuvo que pasar en algunas ocasiones.

Él se describe como una persona de mucho carácter y en el escenario se le ve una persona apasionada y entregada. Vestido casualmente con una camiseta azul del “Madrid” y acompañado de su hijo que demuestra una gran atracción precoz por la música, Fabián Corrales es un hombre sencillo y sincero, que se desvive por cada cosa que emprende.

“Éste es un medio difícil –explica él–. La música tiene que ser de pasión… Y me pongo triste cuando veo la música muy loca que se hace hoy”.

La nostalgia de Fabián se fundamenta en la evolución de los últimos años. Según él, la música vallenata ha perdido mucho en su esencia. “Todo se centra en el ritmo y la letra ya no es tan rica como antes”, argumenta.

Su carrera empezó de la mejor manera, al grabar por primera vez con el grupo ilustre “El Binomio de Oro” y, a continuación, siendo un hombre de retos, Fabián Corrales se puso como meta grabar con otros grandes cantantes como Diomedes Díaz.

En aquella época, la remuneración por cada grabación era más importante. “Se ganaba dinero de verdad –sostiene Fabián–. No había piratería”.

Tras estos primeros pasos exitosos en el universo discográfico, la “Sony Music” le propuso grabar un CD entero en Bogotá. Sorprendido, Fabián no se amilanó y aceptó el reto aunque solo disponía de un par de composiciones. Le tocó buscar unos colaboradores en un tiempo récord y, de manera milagrosa, cumplió con ese compromiso. El CD resultó ser un éxito de ventas inimaginable que le allanó el camino en el mundo de la música.

Hoy, Fabián mira todos sus logros con filosofía y da las gracias a Dios por todo. 600 temas grabados es una cifra colosal. “Soy una persona convencida de que Dios interviene en la vida de cada quien”, expresa antes de hablar de su vida espiritual. Lleva 3 años yendo seguidamente a una Iglesia evangélica.

También se muestra inconforme con los cambios del público. “Ahora la gente se vuelve fanática –comenta–. La gente no admira sino que sigue por cuestiones de farándula […]. Se construyen ídolos para luego destruirlos, y todo por la envidia”.

De su experiencia en el Festival Vallenato (hace dos años), Fabián Corrales no guarda un buen recuerdo. “Acabé segundo y siento que me robaron –explica el compositor–. En la vida soy claro y siempre reconozco el valor de los demás, pero también reconozco que ese año mi tema era el mejor”. Por eso, Fabián se niega a arriesgar su nombre. “Todo funciona con rosca, lastimosamente”, clama.

En el encuentro, Fabián Corrales interpretó un tema que aparecerá en el próximo álbum de Iván Villazón: la sala entera hizo silencio ante la hermosa melodía y el gran talento del maestro. En breve podremos escucharlo… pero lo bueno se espera.

 

PanoramaCultural.com.co

Artículos relacionados

La champeta, una música de resistencia popular
La champeta, una música de resistencia popular
  Cada cierto tiempo la historia se repite y, en muchas ocasiones, volviendo a...
El Festival de Danzas y Tamboras de Chimichagua cumple 20 años
El Festival de Danzas y Tamboras de Chimichagua cumple 20 años
Del Primero al 3 de julio se realizará en Chimichagua (Cesar), la Tierra de la...
Tras los pasos de Juancho Rois: el acordeonero inmortal
Tras los pasos de Juancho Rois: el acordeonero inmortal
Llegó puntual a la cita. Vestido de blanco y con zapatos rojos. Sonreía y llamaba la...
Mono Zabaleta y Elias Mendoza celebraron los logros del 2012
Mono Zabaleta y Elias Mendoza celebraron los logros del 2012
No hay nada como empezar el año celebrando los éxitos del año anterior y encontrarse...
El Porro colombiano
El Porro colombiano
Muchas expresiones musicales de los pueblos caribeños se inspiran en la filosofía...
.::Fiestas del 20 de enero en Sincelejo::.
.::Había una vez en Colombia... El Carnaval de Barranquilla::.