Jueves, 25 de may de 2017
Valledupar, Colombia.

Paul R. Williams / Foto: Archivo PanoramaCultural.com.co

La reparación es un punto clave en todo proceso de paz. Un asunto fundamental para que la reconciliación sea sostenible. Sin embargo, no deja de ser un tema espinoso cuando se trata de ponerlo en práctica.

El experto Paul R. Williams, asesor en numerosos procesos de negociación internacionales e integrante de la reconocida firma americana PILP (Public International Law & Policy Group), explicó en el ciclo de conferencias de la Escuela Vallenata de la Paz lo que implicaba semejante empresa y los retos que suponía.

Cuantificar el valor de las indemnizaciones es uno de los puntos más delicados, sobre todo en un conflicto como el colombiano, en el que las víctimas se esparcen en un periodo amplio de la historia del país. Reunir a las víctimas con ese propósito es un gran reto, sin embargo, es algo que debe intentarse para evitar otro conflicto de intereses más adelante.

En un segundo lugar, interviene otro reto importante: el momento en que deben pagarse las reparaciones. “Aquí es cuando debemos tomar un cierto número de decisiones. ¿Haremos reparaciones simbólicas o no?”, comentó Paul R. Williams.

El ejemplo de Sudáfrica puede ayudarnos ya que se consideró que el Estado necesitaría 9000 billones de dólares para reparar a las víctimas. No obstante, sólo disponía de 39000 millones de dólares. “Finalmente, decidieron entregar 3000 millones de dólares a los que testificaran como víctimas antes de las comisiones de la verdad. Fue una reparación totalmente simbólica”, explicó Paul R. Williams.

Combinar reparación económica con reparación simbólica es una solución atractiva ya que permite paliar las dificultades presupuestarias pero también intervenir en diferentes niveles. “La comunidad internacional es cada vez más consciente de la necesidad de sanar a las víctimas y permitir a las víctimas reintegrar la economía –manifestó Paul R. Williams–. Por eso hay cada vez más interés en desarrollar fondos –fondos fiduciarios o bancarios- para compensar y reparar a las víctimas. Esto sería algo que podría beneficiar a las comunidades afectadas en Colombia y a lo que habría que pensar”.

En materia de reparación simbólica, es, según Paul R. Williams, necesario ampliar la definición y entender que existen muchas otras alternativas. “Tener una mesa de víctimas en un proceso judicial es una forma de reparación –explicó el experto estadounidense–. Tener una comisión de la verdad, e integrar a las víctimas dentro de los supervisores u organizadores, es una forma de reparación”.

“Cuanto más se centre la justicia en las víctimas, más duradera será la paz”, concluyó Paul R. Williams.

 

PanoramaCultural.com.co 

Artículos relacionados

“Todos tenemos un Yo corroncho”: Hernán Villa
“Todos tenemos un Yo corroncho”: Hernán Villa
Reivindicar una identidad supone enfrentarse a los prejuicios más pesados e...
El día del dibujante, dedicado a un artista comprometido
El día del dibujante, dedicado a un artista comprometido
Invitados por el colectivo Dibujo Valledupar y la diseñadora Ana Ligia Galindo,...
Taryn Escalona, ganadora del Premio Sirena  en prensa escrita
Taryn Escalona, ganadora del Premio Sirena en prensa escrita
El Círculo de Periodistas de Valledupar reunió el pasado 21 de diciembre a algunos de...
El Cromi y la música como un instrumento de reconciliación social
El Cromi y la música como un instrumento de reconciliación social
Cuando Jorge Puentes* llegó procedente del municipio de Curumaní (Cesar) para...
Fidel Castro, protagonista de la historia del siglo XX
Fidel Castro, protagonista de la historia del siglo XX
Independientemente de la posición ideológica adoptada, Fidel Castro ha sido un...
.::21 de Mayo: Día nacional de afrocolombianidad::.
.::Grupo Bahía - Te Vengo a Cantar::.