Lunes, 26 de jun de 2017
Valledupar, Colombia.

Leonardo Boff en Valledupar

“La Tierra es algo vivo y nosotros somos la Tierra”. Escuchar al teólogo Leonardo Boff es viajar al comienzo de todo, es descubrirnos por dentro y también entender la Encíclica Laudato si emitida por el Papa Francisco así como la procedencia de muchos de los conceptos ahí mencionados.

Fundador de la teoría de la Liberación, Boff es tan cálido como claro en su visión del mundo: “La Tierra está crucificada y hay que bajarla de la cruz”. El sufrimiento que padece nuestro hogar se debe al consumismo desenfrenado de una humanidad que ya no se siente conectada a la creación de Dios, sino que se cree Dios.

“La tierra necesita un año para reponer lo que le quitamos durante un año”, explicó el teólogo brasileño antes de recordarnos que para mantener nuestro modelo de bienestar necesitaríamos tres planetas como la Tierra. 

En ese orden de ideas, Leonardo Boff presentó la encíclica en la Escuela de la Paz de Valledupar como la carta magna de la ecología y destacó el cambio radical de paradigma de la iglesia sobre nuestro entorno natural.

“35 veces el Papa habla de necesidades de cambio en los hábitos de producción, distribución y consumo”, manifestó el ponente subrayando al mismo tiempo la óptica positiva y la esperanza que rezuma.

En este nuevo paradigma, ya no se habla de “tierras” sino de “Madre Tierra”, y el sufrimiento se comparte entre todos porque somos un conjunto de seres vivos interconectados. Nadie está por encima de otro. “El dolor de la Tierra tenemos que sentirlo como nuestro, porque todos somos hijos de la madre”.

La paz es el resultado de ese estado de conciencia en el que el ser humano entiende que ya no es el centro de todo sino que es un elemento más de la creación. En ese estado prevalece el respeto, la convivencia y la admiración de la creación de Dios mientras que antes, con la concepción centralista del mundo, el ser humano se creía dueño de todo y actuaba a su antojo sin preocuparse de las consecuencias.

Hoy, Boff se muestra optimista con el proceso de paz con las FARC en La Habana, invita a perseverar en ese sentido porque es la única solución: el diálogo, la reconciliación y la convivencia; sin embargo, se preocupa seriamente cuando se le mencionan el calentamiento global, el consumismo galopante y otros conflictos que ensangrientan a la región de medio oriente.

“Vivimos una fase extremadamente peligrosa”, explica el ponente y a continuación destaca ese espectro de una globalización destructora que ya describe como algo asfixiante. “Tenemos que resistir, y hacer hincapié en nuestras culturas colombianas, brasileñas… –expresa Leonardo Boff–. En el fondo, la globalización no es una globalización, es una hamburguerización”.

Ante esa realidad, el esfuerzo de la humanidad debe ser constante y colectivo. “Hay que buscar la paz como un camino. Hacer una terapia de nuestro lenguaje y perdonar”.

  

PanoramaCultural.com.co 

Artículos relacionados

Conversatorio y concienciación en el día del árbol
Conversatorio y concienciación en el día del árbol
La arborización de la ciudad de Valledupar ha conocido en los últimos meses severos...
La bioconstrucción, una oportunidad de desarrollo en Valledupar
La bioconstrucción, una oportunidad de desarrollo en Valledupar
La bioconstrucción es un enfoque arquitectónico que responde a las necesidades del...
¿Dónde está el guaco, que ya no anuncia las lluvias?
¿Dónde está el guaco, que ya no anuncia las lluvias?
Son las cinco de la tarde. En un extremo del cerro frente a su casa, Anais ve que se...
“Las ciudades sostenibles preservan los recursos naturales”: Rodolfo Quintero
“Las ciudades sostenibles preservan los recursos naturales”: Rodolfo Quintero
Poco más de dos siglos después de la revolución industrial, el ser humano ha logrado...
Matanza cruenta del oso andino en territorio colombiano
Matanza cruenta del oso andino en territorio colombiano
Imágenes aterradoras registradas en el páramo de “Meridiano”, municipio de Río Blanco...
.::Historia de la Cumbia en Colombia - India y Negra::.
.::La Cumbia Sanjacintera: de las Gaitas al Acordeón::.