Martes, 17 de oct de 2017
Valledupar, Colombia.

Luis Alberto Murgas Guerra / Foto: Samny Sarabia

 

Para Luis Alberto Murgas Guerra la poesía es todo, porque definirla es quedarse corto. Es la creación de la creación; el género más polémico y más difundido. En 1965, Luis Alberto Murgas Guerra nacía en San Diego (Cesar) y más de la mitad de su vida la ha dedicado a ella, la poesía, a las letras; a su disfrute, utilización y enseñanza.

El poeta ‘Beto’ Murgas, como le llaman sus amigos, no cree en la inspiración. No concibe que alguien por encima, dicte un poema a otra persona convirtiéndole en un amanuense. Cree en la revelación poética, en ese instante en el que llega a la mente una imagen poética.

La poesía es un trabajo intelectual y como tal, hay que leer y escribir mucho para poder acercarse a ella. No es como la narrativa, por el contrario, es una imagen que llega con epifanía poética y que en su caso particular, la va construyendo en la mente hasta escribirla en horas de la noche, jamás escribe de día.

Desde siempre, la lectura ha ocupado la mayor parte de su tiempo, tal vez por ello se ha recorrido los 25 municipios del Cesar dictando talleres de lectura y escritura. Su esfuerzo y empeño han ayudado, sin embargo, falta seguir promoviendo la lectura con más ahínco en las escuelas, colegios y la misma universidad, simplemente porque la lectura es absolutamente necesaria para todas las áreas del conocimiento. Hay que enseñar a leer para entender lo que se lee.

Con el tono calmado y amigable que lo caracteriza pero con gran convicción en las fortalezas que brinda el consumo de lectura a las sociedades, es enfático en afirmar que sin la lectura no se puede escribir. “Yo he sido más lector que escritor. Escribo muy despacio, muy lento voy escribiendo mis poemas. No me apresuro en escribir poesía todos los días. El espacio lo tengo más reservado para la lectura”.

Luis Alberto Murgas Guerra es graduado en Filosofía y Letras de la Universidad Santo Tomás de Bogotá. Se desempeña como docente de Literatura en la Universidad Popular del Cesar, UPC, donde dicta ‘Literatura colombiana’ y ‘Clásicos universales I’. Lo que poca gente sabe es que estudió siete semestres de Ciencias Religiosas y Teología en el Seminario Juan XXIII de Barranquilla, pero su falta de disciplina le impidió soportar la soledad de una iglesia.

Desde hace diez años dirige el taller de la Red Nacional de Talleres de Escritura Creativa del Ministerio de Cultura (Relata), del cual tiene resultados prominentes con algunos de sus alumnos, entre los que se cuentan los escritores Félix Molina-Flórez y Miguel Barrios Payares; quienes han publicado sus trabajos de manera independiente y con buena acogida en el campo literario; obteniendo también varios reconocimientos nacionales.

Además, es el encargado de coordinar el taller ‘Libertad bajo palabra’ en Valledupar; un programa de creación literaria realizado por el Ministerio de Cultura en todas las penitenciarías de Colombia. En Valledupar asisten veinte internos de diferentes patios, de todas las edades, niveles educativos y estratos sociales. Son personas que por el encierro en el que se encuentran, tienen mucho que contar. Los mejores relatos que se obtienen en cada ciudad son enviados al Ministerio de Cultura para editar cada año una antología denominada ‘Fuga de tinta’. El programa lleva diez ediciones, en la capital del Cesar se completan dos al momento.

Ha publicado cuatro libros: ‘Errancia del agua’, ‘Hoja de Hayo’ (traducido al iku o lengua arhuaca), ‘Epifanía de la luz’ y ‘Vincent Van Gogh o carta al rojo blanco de cuchillo’. Sus poemas han sido publicados en revistas como ‘Puesto de combate’ y ‘Letras’, así como en varias antologías del Cesar, Colombia y Venezuela. Algunos de los reconocimientos por su obra han sido: primer puesto de poesía en un concurso desarrollado por el entonces Instituto de Cultura del Cesar, Premio Nacional de Poesía ‘Gustavo Ibarra’ de la Universidad Tecnológica de Cartagena, Premio de Microficción ‘David Sánchez Juliao’ de la Universidad de Córdoba y una beca por el Ministerio de Cultura.

Sus poemas se distinguen por ser cortos pero determinantes. La brevedad en su creación es influenciada por los poetas orientales –muy desconocidos en occidente- además, su poesía es alimentada de escritores como Jorge Luis Borges y el cubano José Lezama Lima.

El tour que homenajeará su obra

Un recorrido poético que cobija tres de los cincos municipios pertenecientes al área metropolitana de Valledupar, se realizará para rendir homenaje a las letras de uno de los escritores más ponderados del departamento del Cesar, el sandiegano Luis Alberto ‘Beto’ Murgas Guerra. Los recitales se efectuarán en La Paz, San Diego y Valledupar, el viernes 30 de julio en horas de la tarde.

El tributo que se hace al trabajo poético y literario de Murgas Guerra es organizado por la Asamblea Regional Preparatoria del Parlamento Internacional de Escritores de Cartagena  y del III Parlamento Joven y trae a territorio cesarense a 16 poetas invitados de ciudades como Cartagena, Montería, Chinú, Córdoba, Ocaña y Aguachica; quienes se unirán a otros poetas y escritores conocedores de la poesía del homenajeado.

La dinámica consistirá en iniciar cada recital con un poema del homenajeado y, seguidamente, cada uno de los invitados leerá poesía propia. El tour inicia a las 2 de la tarde en La Paz en la sede Las Delicias del colegio ‘Ciro Pupo Martínez’. Allí se harán presentes los siguientes escritores: José Daniels, Rogelio Montes, Víctor Hugo Vidal, Oswaldo Cantillo, Orlando Blanco, Álvaro Maestre, Graciela Morillo, Carlos Cesar Silva, Yadira Vega Mendoza y Eder Noriega.

Seguidamente, a las 4 de la tarde la poesía se traslada al kiosko de Carlos Murgas Puche en San Diego, pueblo natal de ‘Beto’ Murgas. Entre los invitados se distinguen, Mirlena Paola Martínez González, Miriam Cantillo, Delfín Sierra Tejada, Astrid Sofía Pedraza de la Hoz, Isidra de la Vega, Maritza Lascarro, Yolaida Padilla, Martha Navarro Bentham, Diosa de la Sierra y Luis Aaron.

El recorrido finaliza en la capital del Cesar con la lectura de Gonzalo Alvarino, Piccola Rondine, Esperanza Ramos, Félix Molina-Flórez, José Luis Molina, Aurora Montes, Eduardo Santos, Dankir Ortiz, William Jiménez y William de Ávila; quienes se presentarán a partir de las 7 de la noche en Tlön Bar. Para cada uno de los recitales, la entrada es libre y los asistentes podrán leer la poesía de Luis Alberto Murgas o de otros autores.

Para el recital en Valledupar se contará con el acompañamiento musical del maestro Sergio Moya Molina; gran amigo y alumno del poeta Murgas. El compositor Moya Molina ha reconocido públicamente que las enseñanzas del escritor sandiegano han transformado su estilo en la composición vallenata en los últimos años; una muestra de ello es la canción ‘El tiempo’, grabada por Silvestre Dangond en su décima producción discográfica ‘Sigo Invicto’ (2014) y cuya letra original fue incluida en ‘Vuelo de palabras’, un libro de cuentos y poesías, resultante del taller ‘José Manuel Arango’ de ‘Relata’ Valledupar.  

 

Samny Sarabia

@SarabiaSamny 

Artículos relacionados

Cuando murió David Sánchez Juliao
Cuando murió David Sánchez Juliao
El 9 de febrero del 2011, murió David Sánchez Juliao, escritor, periodista y...
Vuelve el Premio de Cuento Gabriel García Márquez
Vuelve el Premio de Cuento Gabriel García Márquez
Dirigido a consolidar el género del cuento dentro de la industria editorial...
Palabras mayores en la Hora Literaria de Valledupar
Palabras mayores en la Hora Literaria de Valledupar
La cuarta jornada de la Hora Literaria -denominada "Palabra Mayor"- se desarrolló de...
Adonay
Adonay
I Adonay caminaba por la casa con la irreverencia de la mujer caribeña. Julio,...
Metáforas de los árboles o el grito de un poeta
Metáforas de los árboles o el grito de un poeta
En la poesía está la esencia. La pasión. Un pedazo de existencia de un hombre. Sus...
.::La tiendecita original: patrimonio gastronómico de Barranquilla::.
.::La casa grande, adaptación libre del cuento de Álvaro Cepedio Samudio::.