Bienestar

Consejos para aumentar la concentración y la memoria

Maira Ropero

31/08/2017 - 08:05

 

 

Con frecuencia escuchamos personas decir: “Tengo memoria de pollo”, “Olvido hasta mi nombre”, “Estoy perdiendo la memoria, todo se me olvida”, “Soy un despistado”, “Siempre pierdo todo”, “Tenía las llaves en la mano pero no me acuerdo dónde las dejé”, “Alguien ha visto mi agenda…”

Estas son las frases que se utilizan frecuentemente cuando hablamos de falta de concentración o de atención. No puede considerarse una enfermedad pero disminuye notablemente los niveles de productividad y la calidad de vida de una persona.

¿Te ha pasado alguna vez que, al terminar de leer un texto, descubres que no has retenido nada en absoluto de lo que acabas de leer?

La concentración es como un músculo, podemos aprender a entrenar nuestra capacidad de atención para así mejorar nuestros niveles de concentración y, de ésta forma, aumentar nuestra productividad.

Si hacemos diariamente actividades para mantener nuestro cerebro en acción, la habilidad para recordar, para memorizar, se estará estimulando y, por lo tanto, recordaremos más fácilmente la lista del supermercado, números de teléfono de familiares, nombres de los vecinos, etc… y los niños aprenderán de manera diferente y divertida las letras y los números.

¿Qué puedes hacer para mejorar tu nivel de atención en general?

Es muy fácil. Prueba con uno de los siguientes consejos al menos una vez al día:

- Relájate: Antes de iniciar cualquier actividad que te requiera concentración. Practica durante 5 minutos la respiración consciente, es decir que centras toda tu atención en el aire que entra por tu nariz y observas cómo lentamente sale. Aunque lleguen pensamientos distractores, vuelve a concentrarte en tu respiración.

- Ejercita la mente. Realiza crucigramas, sopas de letras, sudoku, lee y toma curso en temas que te gusten. Realiza otras cosas que hagan trabajar al cerebro, tales como escribir o cepillarse los dientes con su mano no dominante.

- Aprende de memoria: cada día oblígate aprender algo nuevo, una poesía, una canción, una oración, varios números de teléfonos, palabras nuevas del diccionario y su significado, etc…

- Haz descansos periódicos. Tu nivel de concentración va disminuyendo a partir de un cierto tiempo de atención a una tarea o actividad. Por esta razón, es importante que descanses durante 5 minutos por cada hora de trabajo.

- Quédate mirando fijamente a algo durante 5 minutos. Un lápiz, una marca en la pared, la uña de tu dedo índice, tu escritorio, una planta, una esquina de la habitación, un botón de tu camisa, una foto… Cualquier cosa que se te ocurra. Se trata de que mires el objeto fijamente hasta que empieces a ver cosas en las que normalmente nunca te fijas. Por ejemplo, el punto negro que hay en la pared y las manchas cerca del techo. Pero si lo miras fijamente durante un tiempo empezarás a darte cuenta de que parece distinto, que la forma que tiene no era la que tú pensabas que tenía. No hace falta nada más. Mira fijamente y observa.

- Siéntate. En una silla o en el suelo. Ahora cierra los ojos y escucha. A ver cuántos sonidos distintos eres capaz de reconocer. Al principio te parecerá una mezcla indescifrable y, poco a poco, vas a identificar sonidos distintos. Poco a poco. Empieza a contarlos. Cada vez que hay uno nuevo, incrementa la cuenta. ¿Cuántos sonidos distintos oyes? Seguro que muchos más de los que imaginabas en principio

- No debemos olvidar de respetar los ciclos de sueño-vigilia. Dormir un número adecuado de horas, ayudará a mejorar nuestros niveles de atención y concentración. El sueño tiene una función reparadora y restablece el equilibrio del organismo, y por lo tanto, es fundamental para cualquier tipo de actividad tanto física como intelectual.

- El deporte, los buenos hábitos en la alimentación nos ayudan a reducir el estrés, a mejorar la sensación de bienestar, la salud y, en la medida que estemos bien físicamente, estaremos en mejores condiciones intelectuales, lo que puede aumentar nuestra capacidad de rendimiento. La práctica regular de un deporte ayuda a liberar la tensión muscular lo que conlleva liberar tensión mental: aumentan las endorfinas y con ellas se reduce la sensación subjetiva de ansiedad y de estrés,

- Aprende diversas estrategias para mejorar la memoria. Los recursos o nemotecnias, siglas, rimas y chistes pueden ayudarte a recordar las cosas que deseas recordar, como nombres y fechas. La repetición o la información relativa a algo a la que estás más familiarizado puede ayudarte.

- Hidrátate con frecuencia: bebe agua porque ayuda a deshacerse de toxinas en tu cuerpo y, en general, ayuda a mantener tu cuerpo y mente sana.

Y finalmente recuerda: lo que no se practica no se adquiere.

¡Buen viento y buena mar!

 

Maira Ropero

@MairaRopero

Sobre el autor

Maira Ropero

Maira Ropero

Bien estar

Maira Ropero (Valledupar). Psicóloga de la Pontificia Universidad Javeriana especializada en Psicología Clínica (Universidad Autónoma de Barcelona, España) y Coach de vida. Máster en Programación Neurolingüística y Doctora en hipnosis clínica.

Su columna semanal “Bien estar” ofrece reflexiones para mejorar la salud mental y disfrutar de cada instante. Es un espacio idóneo para el crecimiento personal y el fortalecimiento de un liderazgo inspirador.

@MairaRopero mairaropero

1 Comentarios


Juliss 31-01-2016 12:55 PM

Si queremos mejorar la memoria, es necesario reconstruirse nuevamente, con un enfoque desde adentro hacia afuera, Este enfoque establece la forma que uno debe de practicar para que la mente subconsciente y la mente consciente puedan reducir la brecha que los separa aumentando la creatividad y el análisis y de esa forma se puede lograr resolver con más agilidad situaciones laborales, familiares y personales, yo lo estoy usando, de http://bit.ly/1OhUsLg He mejorado mi concentración, capacidad analítica y puedo ver el todo y las partes, las partes y el todo, el enfoque sistémico es impresionante y resuelve fundamentalmente los problemas que tenemos.

Escriba aquí su comentario Autorizo el tratamiento de mis datos según el siguiente Aviso de Privacidad.

Le puede interesar

La obesidad: Problema grande, solución pequeña

La obesidad: Problema grande, solución pequeña

  Betty es una chica de 34 años. Un día, llega a mi consultorio caminando de una manera muy extraña: no podía apoyarse sobre una ...

Lo que se debe saber de la Osteoporosis

Lo que se debe saber de la Osteoporosis

Desde el 27 de octubre se realizan en Valledupar (Cesar) de manera gratuita exámenes para detectar si una persona padece o no de ost...

Por qué debemos dormir bien

Por qué debemos dormir bien

El sueño es un estado de reposo general, uniforme del organismo, se caracteriza por la disminución de niveles de actividad fisiológi...

El Qué dirán te impide disfrutar de la vida

El Qué dirán te impide disfrutar de la vida

La mayoría de las personas dicen que no les importa “el qué dirán”, pero, cuando deben tomar decisiones para encaminar sus vidas...

¿Cuáles son las emociones que afectan a los riñones?

¿Cuáles son las emociones que afectan a los riñones?

Los riñones son un par de órganos vitales que realizan varias funciones para mantener la sangre limpia y químicamente equilibrada. L...

Lo más leído

El árbol de Navidad y la evolución de un culto milenario

Berta Lucía Estrada | Otras expresiones

Plantaciones

Alberto Muñoz Peñaloza | Música y folclor

Historia del metro de Medellín

Luis Javier Villegas B | Historia

Luís Magín Díaz, una vida para componer

Redacción | Música y folclor

Osvaldo Rojano, un aparato de voz potente

Álvaro Rojano Osorio | Música y folclor

Arraigo cultural y religioso en el folclor vallenato

Luis Carlos Guerra Ávila | Música y folclor

Eddie Palmieri: sabor e innovación en la salsa

Ernesto Lechner | Música y folclor

Síguenos

facebook twitter youtube

Enlaces recomendados