Yariv Oppenheimer

La paz se construye siempre sobre gestos simbólicos y muestras bienintencionadas. En el ciclo dedicado a la “Negociación y la Justicia” de la Escuela Vallenata de la Paz, el pacifista israelí habló de su experiencia en uno de los conflictos más intensos y duraderos del mundo.

Defensor de una paz negociada con los palestinos, el dirigente de la mayor organización pacifista israelí (Peace Now) explicó que el conflicto no sólo es entre Israel y los palestinos, sino también entre la sociedad israelí misma.

“Hace pocos días, cuando me iba de viaje a Colombia, uno de los pasajeros en el aeropuerto me reconoció de haberme visto en la televisión y me dijo: “¿Dónde vas?”. Le dije que me iba a Colombia y me contestó: “Está muy bien. Vete muy lejos de aquí”.

En Israel, estar a favor de la paz es algo muy controvertido. Los recelos, el patriotismo exacerbado hasta límites inconcebibles y el fanatismo religioso han hecho del conflicto palestino-israeli una cuestión de máxima crispación.  

El mayor motivo de discusión es la zona de “West Bank”, que los palestinos reclaman como suya pero que los israelíes no quieren ceder por cuestiones de seguridad y de religión. “En Israel, hay personas como yo, que están de acuerdo y consideran que [la West BanK] debe ser un estado palestino.  Pero otros consideran que debe estar bajo control israelí. Este es el mayor conflicto dentro de la sociedad israelí”, comentó Yariv Oppenheimer en su presentación.  

La respuesta de terror de los grupos violentos palestinos ha hecho que ese sentimiento de inseguridad perdure a lo largo de los años, impidiendo así que la población israelí consiga ponerse de acuerdo. “El miedo y la falta de confianza van en contra de la paz”, explica Yariv Oppenheimer tras recordar la muerte de Isaac Rabín, el hombre que firmó la paz con Yasser Arafat en 1993.

Sin embargo, Yariv quiere ser optimista. Según él, un simple gesto puede ser motivo de cambio. Para ilustrar esta idea explica que, después de los múltiples conflictos que marcaron los primeros años del estado de Israel, la paz con Egipto fue una gran sorpresa y generó mucha ilusión. Era la primera vez que Israel hablaba de paz con un estado vecino. De repente se sintió mucha esperanza.

“En la paz, hay que mirar lo sencillo. El motivo por el cual el pueblo israelí apoyó la paz con Egipto es porque el gobierno egipcio estaba listo para hacer un paso firme y hablar de paz con Israel”, comentó Yariv Oppenheimer.

“Cuando tienes al enemigo de ayer que se acerca y habla contigo de un futuro pacífico,  eso hace que toda la situación cambie”.

 

PanoramaCultural.com.co 

Artículos relacionados

Un reinado de belleza para dar visibilidad a Valledupar
Un reinado de belleza para dar visibilidad a Valledupar
Si bien es cierto que los concursos de belleza abundan en el Cesar, Valledupar carecía...
Recordando a Germán Piedrahita, el ciudadano colombiano
Recordando a Germán Piedrahita, el ciudadano colombiano
Palabras enternecedoras y recuerdos vibrantes se ligaron este miércoles 4 de julio en...
La Vieja Mello: historia de una devoción
La Vieja Mello: historia de una devoción
"Tengo setenta años, soy diabética, hipertensa, y cargo siete hernias en la columna......
López, el papá del Cesar
López, el papá del Cesar
La tarde y noche del 19 de diciembre de 2013 quedará marcada en la historia de...
Una inauguración llena de excelentes augurios
Una inauguración llena de excelentes augurios
El pan siempre ha sido señal de abundancia y generosidad. Y su presencia se hizo notar...
.::Afrodescendencia e historia de Colombia::.
.::¿Qué es la Sierra Nevada de Santa Marta?::.