Viernes, 18 de ago de 2017
Valledupar, Colombia.

Orlando Liñan / Foto: Juana Mengual Es locuaz, espontáneo, gracioso, buen cantante y, además, muy parecido a Diomedes Díaz. ¿Qué más podrían pedir los productores de la telenovela que se estrenará en breve en homenaje al Cacique de La Junta? Poco, o casi nada.

Orlando Liñan es un fenómeno visual y sonoro. No se detiene un segundo. Encadena palabra tras otra a un ritmo descomunal y podría hacerlo durante horas, hablando de cualquier tema, y relatando anécdotas con una precisión quirúrgica.

En su paso por el programa de Carrusel Tv, nos lo dejó claro: es la mejor elección para una telenovela que ha generado tanta expectativa y que será el foco de atención de todos los fanáticos de Diomedes.

Pero aquí no hubo rosca ni trato de preferencia. Se impuso el talento y las ganas de trascender. El mismo actor lo admite. “Fue algo duro –expresó–. Me tocó lucharla. Es algo que muchos actores querían”.

Su paso por el programa de Idol Colombia fue el detonante de un gran cambio que hoy sigue impresionando. “La decisión de participar en Idol Colombia la tomé en mi casa, viendo la televisión –explicó Orlando–.   Agarré y dije: vamos pa´ Barranquilla. Llegué como cualquier colombiano que nunca había participado en nada y me fui calladito”.

Allá se encontró con un grupo de vallenatos que terminó siendo su combo y, mientras avanzaba seriamente en las calificaciones, fue confirmado para el papel de Diomedes al que se había presentado en el canal de RCN. “Yo iba solamente para Diomedes joven pero, luego, me dijeron que volviera para Diomedes mayor”.

Su salida de Idol Colombia no fue una eliminación. Según Orlando, los directores del programa le propusieron que eligiera entre uno u otro. Y naturalmente, se impuso ese papel de Rey de la música vallenata que ahora prepara con asiduidad y entusiasmo.

A Orlando no le preocupa tener poco conocimiento en el mundo de la televisión. No le incomoda codear a grandes estrellas. Siente que es una grandísima oportunidad y se lanza en ella con la mayor naturalidad.

“La mejor escuela es la escuela de la vida”, argumenta antes de lanzar una gran invitación a todos: “¡No se pierdan la novela que sale en octubre!”.

 

PanoramaCultural.com.co


Artículos relacionados

Las ‘336 cartas de amor’ por entregar de MaryCarmen Amaya
Las ‘336 cartas de amor’ por entregar de MaryCarmen Amaya
  Con 19 años de edad, MaryCarmen Amaya Agudelo es la menor de cuatro hermanos,...
“Es una responsabilidad de nuestros pueblos que la salsa se enseñe como es"
“Es una responsabilidad de nuestros pueblos que la salsa se enseñe como es"
Graduada como profesora, bailarina de Danza Moderna y Folklórica (Escuela Nacional...
El teatro, visto por sus actores
El teatro, visto por sus actores
Dina Triana tiene 17 años. Está en esa época en la que uno va buscando lo que le...
Una corta introducción a la magia del ballet clásico
Una corta introducción a la magia del ballet clásico
El ballet clásico es una de las danzas más elegantes y refinadas que existen desde...
Crónica de un monólogo con maleta en Valledupar
Crónica de un monólogo con maleta en Valledupar
Sentado frente al escenario del teatro de la Casa de la Cultura de Valledupar,...
.::La exposición "Leo Matiz" en México::.
.::El muralista de la lente en México - Gia Todaro::.