Miércoles, 29 de mar de 2017
Valledupar, Colombia.

Diomedes Díaz

Al igual que graduarse de un doctorado en la universidad de Harvard, la de Stanford o en Cambridge, el sueño de un compositor, de un acordeonero, de un músico, de un cantante, y hasta de un sello discográfico era grabar con el más grande de la música vallenata de todos los tiempos: el Cacique de la Junta.

Grabar con Diomedes Díaz -el ídolo de las multitudes- era la mejor forma de marcar su carrera musical, tener fama o ser reconocido por sus logros importantes dentro del folclor vallenato.

Que el cantante del pueblo -el hijo de la Junta y de Rafael María con Elvira Maestre- grabara una canción de un autor, hiciera pareja musical con un acordeonero, interpretara en estudios una canción a dúo con un colega, o que un músico hiciera parte de su producción musical, o pertenecer a la nómina de lujos de una casa disquera, formaban el sueño, la meta y el logro más importante dentro de la música vallenata en Colombia.

Las expresiones “Me grabó Diomedes, nojoda” o “Grabé con Diomedes, carajo” eran comparables a recibir el título académico más alto que podría recibir un profesional.

Afortunados fueron Iván Zuleta, Omar Geles, Juan Mario De La Espriella, Peter Manjarres, Cocha Molina, Franco Arguelles, Fabián Corrales, Tito Castilla, Tico Rojano, Martín Elías, Diomedes Dionisio, Jorge Celedón, Luis Egurrola, Oscar Cantillo, Miguel Herrera y todos los que pasaron por esta prestigiosa universidad para recibir su título.

Posdata: Mientras escribía este artículo que me nació del alma, escuchaba las canciones del inmortal Diomedes Díaz, las de fiesta vallenata.

 

Antonio José De León “Toño Cacique”

@AntonioJDeLeon

 

Diomedes Díaz
Antonio José De León, Toño Cacique

Jefe de prensa y comunity manager de Diomedes Díaz durante mas de 8 años. Dueño de la nueva marca "Diomedes Vive". Cantante e imitador de Diomedes -conocido en varias ciudades de Colombia-, además de dedicarse a la ganadería.

[Leer columna]

Artículos relacionados

Cambiemos la corrupcracia por la meritocracia
Cambiemos la corrupcracia por la meritocracia
  Son muchos los rincones del universo estatal en donde la corrupción llega a...
Las ofensas de la Iglesia Católica
Las ofensas de la Iglesia Católica
El pasado viernes 9 de octubre monseñor Castro, ante la condena a la Iglesia por el...
Editorial: El ejemplo de un festival de poesía itinerante
Editorial: El ejemplo de un festival de poesía itinerante
El poeta cartagenero Juan Carlos Céspedes Acosta llegó a Valledupar en compañía de...
General, salve usted la Patria
General, salve usted la Patria
“Preferisteis el deshonor a la guerra, y ahora tendréis el deshonor y también la...
Lo que no tiene nombre, el caso de Yuliana Samboni
Lo que no tiene nombre, el caso de Yuliana Samboni
Una vez más el horror, lo que no tiene nombre, es el protagonista de una sociedad...
.::Por la memoria y futuro del teatro colombiano::.
.::La historia del teatro de Títeres::.